Galletas sin horno

Hacer galletas sin horno y sin microondas es completamente posible. Eso sí, el resultado varía bastante de las galletas tradicionales, pero es una forma bastante segura de preparar las galletas. Por otro lado, el resultado sigue siendo muy rico y toma tan poco tiempo que podríamos prepararlas en la noche antes de dormir para tenerlas listas por la mañana.

Mira esta receta si buscabas una receta de galletas en microondas sin horno

Ingredientes

galletas sin horno

  • 250 gr. de bizcocho (podemos comprarlo empaquetado).
  • 50 ml. de leche condensada.
  • 1 cdta. de esencia o aroma de vainilla.
  • 1 cdta. de canela en polvo.
  • Chispas de chocolate.

 

Cómo hacer galletas sin horno

Preparar esta receta puede o no requerir del horno, sin embargo, eso dependerá de nosotros. La receta será exactamente la misma para los dos casos, lo que cambiará será el acabado de la preparación, puesto que en una se utilizará un sartén para tostar las galletas y la otra utilizará el refrigerador o nevera para endurecerlas.

  1. El primer paso es desmenuzar el bizcocho hasta obtener sólo migajas.
  2. Teniendo las migajas añadiremos la mitad de la leche condensada y mezclaremos con las manos hasta que el bizcocho haya absorbido la leche condensada. Repetiremos el procedimiento. Si la masa sigue sin ser consistente, podemos añadir un poco más de leche condensada, hasta obtener una masa moldeable y que no se quiebre.
  3. Añadiremos la vainilla, la canela y las chispas de chocolate (podemos usar pasas también). Y amasaremos hasta integrarlo todo.
  4. En una superficie engrasada con un poco de mantequilla estiraremos nuestra masa con las manos hasta obtener una lámina de unos 7 milímetros de grosor. Con ayuda de un cortador o de un vaso, cortaremos las galletas.
  5. En este punto pueden ser comidas, pero están muy blandas. Podemos guardarlas de dos a tres horas en el refrigerador y estarán listas para comer. O podemos colocarlas en el sartén a fuego medio-bajo con un poco de mantequilla hasta que se tuesten un poco por ambos lados.
  6. Una vez hayamos realizado todo esto, tendremos nuestras galletas listas para comerlas.

A la masa de las galletas podemos agregarle distintos ingredientes como avena, pasas, un poco de miel (en este caso reduciríamos la cantidad de leche condensada). Si no le agregamos chispas de chocolate también las podemos hacer, y le agregamos lluvia de colores después de tostarlas o antes de meterlas en la nevera.

 

Resumen
recipe image
Receta
Galletas sin horno
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total